Fisiopatología del Colon Irritable

Para comprender como la terapia física puede ayudar a un paciente con SII (Síndrome del Intestino Irritable o “Colon Irritable”) debemos saber que el cuerpo trabaja como un todo, nada ocurre por casualidad ni de forma aislada, y disfunciones ostearticulares, musculares, nerviosas o viscerales pueden afectar a zonas a distancia en el organismo.

El SII no es una enfermedad en sí misma, sino un trastorno funcional, es decir, la víscera está sana pero no funciona adecuadamente.

La fisiopatología del Colon Irritable presenta:

• Una alteración de la motilidad intestinal
• Fenómenos de hipersensibilidad visceral
• Factores psicológicos
• Mecanismos inflamatorios
• Disfunción del eje cerebro-intestinal

Alteración de la motilidad

Supone que el movimiento intrínseco de la víscera está alterado. Cuando cualquier elemento del organismo no se mueve adecuadamente comienza a dejar de funcionar bien, por lo tanto a dar síntomas. Por ejemplo, una caída nos puede bloquear una vértebra cervical: esta dejaría de moverse libremente y a las semanas aparecería dolor de cuello.

Con una víscera ocurre lo mismo, aunque es difícil que esta estructura duela por si misma salvo que esté muy enferma, puede comenzar a dar señales de disfunción. En el caso del intestino, síntomas bien conocidos por los pacientes de SII como la diarrea, el estreñimiento o la hinchazón entre otros.

A nivel local, si el intestino disminuye su movilidad puede hacer que el resto de estructuras abdominales también lo hagan y alteren así mismo su función.

Pero esto también puede pasar a distancia:

1. La inervación simpática del intestino proviene de las últimas vértebras dorsales y las lumbares, por lo que además se puede generar por relación directa un bloqueo en la zona lumbar. Es común en pacientes con SII la aparición de dolor lumbar, normalmente bajo, de predominio izquierdo, que puede incluso irradiarse a la pierna del mismo lado.

Sistema nervioso digestión e intestino

2. La inervación parasimpática del intestino delgado y parte del grueso sale del cráneo por un orificio llamado agujero rasgado posterior (ARP), por lo tanto una disminución de la movilidad del intestino puede bloquear el ARP, o al revés, un bloqueo del ARP que afecte a la inervación visceral (nervio vago) puede provocar que el intestino comience a no funcionar adecuadamente.

La hipersensibilidad visceral

Supone una disminución del umbral del dolor a la palpación. Existen estudios que determinan en los pacientes con SII existe una disfunción generalizada en el tono del músculo liso (tipo de músculo que forma las vísceras) lo que podría ocasionar esta sensibilidad.

Esta sensibilidad puede hacer que el paciente presente posturas antiálgicas (para evitar la molestia abdominal) que disminuyan la movilidad de la columna, por ejemplo.

Factores psicológicos

Se ha hablado en varias ocasiones en el blog de cómo el estrés puede empeorar los síntomas del SII, o a la inversa, el padecimiento prolongado de los síntomas desencadena estrés o incluso depresión.

Existen teorías que refieren que el rasgo de personalidad que se relaciona con la afectación del intestino es no saber decir no, intentar mostrar siempre el lado positivo de si mismo y contentar a los demás. Por ello en ocasiones, es necesario acudir a un profesional que nos ayude a gestionar estas emociones.

Presencia de inflamación en el intestino

Esta puede, al afectar a la víscera, dar además un dolor irradiado al aparato locomotor. Esta inflamación puede mejorar notablemente, con una dieta adecuada.

Disfunción del eje cerebro intestinal

Es una alteración entre los impulsos sensoriales procedentes del intestino y la respuesta motora del tubo digestivo. Es decir, la información que proviene del cerebro no se corresponde con la reacción que se genera en el intestino, lo que provoca aparición de sintomatología.

Por todo ello vemos como una afectación visceral puede afectar al aparato locomotor, pero no solo eso, sino que un bloqueo en el aparato locomotor mantenido en el tiempo puede dar esa patología visceral.

La fisioterapia y la osteopatía disponen de técnicas para mejorar estas disfunciones y por tanto mejorar tu calidad de vida si tienes SII.

Recuerda que este contenido no pretende ser un diagnóstico personal sobre tu caso. No debes usar la información en este blog para autodiagnosticarte el Síndrome de Colon Irritable o cualquier enfermedad mencionada. Por favor, consulta a tu médico y explícale tus síntomas.

Cosas sobre el Colon Irritable relacionadas con esto

Gases e hinchazón en el Colon Irritable: los sínto... He realizado una encuesta entre los visitantes de Colon-irritable.es para averiguar qué síntomas del Colon Irritable se repiten más a menudo. Si bien ...
Fisioterapia y osteopatía visceral para el Colon I... En el abordaje del SII (Síndrome de Intestino Irritable o "Colon Irritable") lo más importante, como en toda patología, es realizar un buen diagnóstic...
Criterios de Roma en el Colon Irritable Existen un conjunto de trastornos funcionales del aparato digestivo cuyo diagnóstico es complejo, a veces incluso por descarte (como el Síndrome de In...
Psicología del Colon Irritable: ejercicios de rela... Si tienes Colon Irritable habrás leído que existe una relación entre los síntomas y el estado de ansiedad de los pacientes de Colon Irritable. La real...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *