Test SIBO: mis resultados y lo que tengo que hacer ahora

(Actualizado en: 30 julio, 2020)

Bueno, ya está ¡ya tengo resultados del test SIBO!

El otro día expliqué que me mandaron esta prueba y escribí algunas ideas sobre el test de lactulosa y cómo lo hice en mi caso. Hoy solo hablo sobre los resultados y lo que he aprendido sobre este test.

¿Qué es SIBO?

SIBO son las siglas en inglés de “Small Intestine Bacterial Overgrowth”. Esto es, en castellano: “Sobrecrecimiento de Bacterias en el Intestino Delgado”.

SIBO no es algo nuevo en realidad. La idea lleva muchos años en el objetivo científico y lo único que ocurre es que los últimos dos o tres años, cada vez ya es más normal que nos miren esto a las personas que tenemos Síndrome de Intestino Irritable.

La idea es que, por algún motivo, algunas personas tenemos una población demasiado alta de “bacterias malas” en el intestino, y ese hecho provoca comportamientos anormales en los procesos de digestión y la producción de gases, por ejemplo. Esta prueba de diagnóstico puede indicar a tu médico que existe este problema en tu intestino.

Aún así, SIBO es otro cajón muy grande donde caben muchas cosas. Es un cajón grande, dentro de otro más grande todavía que es el Colon Irritable, digamos.

Poco a poco están avanzando en definir mejor esta patología, pero SIBO engloba varias situaciones y causas diferentes que sufrimos diferentes personas. Además de provocar síntomas, parece que se ha demostrado una relación entre el SIBO y problemas tanto en la función como la estructura del intestino delgado.

Lo importante, de momento, es que el test SIBO es una prueba concreta que puede llevarte a un tratamiento concreto que mejore mucho el día a día. ¡Vamos a ver!

Mis resultados del test SIBO (test de lactulosa)

Después de unos días en el laboratorio, me llamaron por fin para entregarme el informe.

El informe no da un diagnóstico en sí mismo. El test SIBO es algo que debe valorar el médico junto a tu historia médica y tus síntomas, de forma que el propio resultado no dice directamente si la prueba es positiva o no. Al menos ese fue mi caso y esto me explicaron.

Mis resultados del test SIBO

Así que después fui al médico especialista, y me dijo que claramente tenía un problema con el metano. Verás en la gráfica que hay una línea verde que comienza muy arriba, y sube más y más. La cantidad de metano superior a 3 partes por millón (ppm) está demostrado que tiene una relación en el 90% con problemas de estreñimiento.

Vaya, ¡es mi caso!

Yo comencé en la primera lectura, cuando no había ingerido la lactulosa (la primera vez que soplé en el tubo de muestra), con un metano de 25 ppm. ¡Ojo al dato! Parece que llevaba ahí una bomba atómica.

Luego al final se había subido a 53 ppm. Eso parece que es mucho mucho.

Así que en principio, el médico vio claramente que por ahí iba el tema.

Esto es bastante interesante, porque nunca había hecho esta prueba y podría ser reveladora para dar los próximos pasos.

¿Te pueden curar a partir de la prueba?

Pues la verdad que no así tal cual. La prueba sirve para localizar un problema que está causando probablemente un síntoma, y entonces el médico puede aplicar fármacos para reducir el problema.

Ahora me han mandado un conjunto de medicamentos por un mes:

La idea es que estos antibióticos matan la población de bacterias malas que causan el problema. Y entonces a continuación se aplica una dieta específica para evitar que se produzcan más gases (en mi caso) y para no alimentar a los “bichitos” malos que queden.

En mi caso me reducen mucho el ajo, el puerro, la cebolla y el trigo. Son cosas que yo, en cualquier caso, ya tenía fuera de mi dieta en general.

El tratamiento en sí no elimina la causa (¿por qué se producen en unas personas tantos bichos malos?) pero hace una “limpieza” que favorece la desaparición del síntoma.

He leído que estos dos medicamentos juntos, cuando el problema es el metano como es mi caso, funcionan bien en el 85% de las personas que lo siguen. Reduciendo las bacterias malas responsables de esa producción excesiva de metano, se reduce significativamente el gas, y al reducir el gas se disminuye el estreñimiento.

Curiosamente, lo del estreñimiento con el gas es la pescadilla que se muerde la cola, porque también el estreñimiento produce a su vez más gases. Así que gas y estreñimiento son dos cosas que deben atenderse a la vez porque cuando hay una, la otra casi siempre lo acompaña.

Cómo hacerse un test SIBO

Los test de SIBO los manda un médico cuando cree que tu intestino podría estar produciendo más bacterias “malas” de lo normal. Esto ocurre normalmente después de que hayan hecho otras pruebas para asegurarse que tus síntomas no corresponden a una enfermedad más grave.

Dependiendo de qué te ocurre, el médico normalmente probará primero con ciertas pruebas de descarte, algunas más invasivas (colonoscopias, gastroscopias, enema opaco, etc.), que tienen la finalidad de localizar enfermedades importantes.

Después de un tiempo en que no localice algo grave, si tus problemas digestivos son crónicos y parecen tener alguna relación con la alimentación, es posible que decidan probar con este tipo de pruebas en busca de problemas funcionales concretos.

No puedes directamente pedir un test de lactulosa y un diagnóstico por tu cuenta. Quizás sí puedas sugerirlo a tu doctor o doctora, pero el medico tiene la última palabra.

Aún así, si te has hecho ya muchas pruebas médicas y no localizan nada grave, y sientes que pasa el tiempo y sigues igual, quizás sí puedes ir a un centro especializado en intolerancias alimentarias y alergología para concertar cita con un médico especializado y contarle el caso. A veces no damos a la primera (ni la segunda) con el médico adecuado que conozca bien, o tenga especialización suficiente, para seleccionar las pruebas más adecuadas.

Si tienes 15 segundos ahora, por favor rellena este formulario y verás los resultados de la encuesta a usuarios, sobre su tratamiento por SIBO. No tienes que dar información personal 🙂 Una vez pulses ENVIAR con tus respuestas, aparecerán los resultados de todos. ¡Gracias!

¿Has realizado un tratamiento SIBO y te ha funcionado bien?

Cargando ... Cargando ...

Recuerda que este contenido no pretende ser un diagnóstico personal sobre tu caso. No debes usar la información en este blog para autodiagnosticarte el Síndrome de Colon Irritable o cualquier enfermedad mencionada. Por favor, consulta a tu médico y explícale tus síntomas.
Comparte este contenido para ayudar a alguien más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.